PARA ESOS MOMENTOS DIFICILES

Oh Jehová, de mañana oirás mi voz; de mañana me presentaré a ti, y esperaré.

Desde la escuela elemental se nos ha enseñado a desarrollar un pensamiento analítico, objetivo, racional, concreto. En realidad este enfoque tiene sus raíces en le época moderna en la que se exaltaba la prioridad del conocimiento, de la razón, de la ciencia, la economía sobre cualquier otro aspecto de la vida. Enfoque que dejaba de lado a Dios.

El hombre moderno es humanista, es decir resalta los valores, potencial, capacidades del hombre; se enfoca en el ser humano; contra las corrientes religiosas corrompidas, que pregonaban un teísmo sin Dios. Que en el fondo es un humanismo religioso; una religión  que habla en nombre de Dios, sin que este realmente sea representado por ella.

En la actualidad, en virtud del fracaso de las utopías modernas, y del fracaso de la religión, el hombre se encuentra desvalido.

Los modernistas vieron caer sus utopías como un castillo de arena. Las bombas atómicas, las armas de destrucción masiva en general; el desmoronamiento del comunismo, representado en el derribo del muro de Berlín; el fracaso del Capitalismo en propiciar el progreso; las hambrunas en algunos Continentes dejan claro que las utopías modernas perdieron vigencia; o al menos no se llevaron a la práctica, como se establecieron en el papel.

Pero también vio que las religiones fallaban en satisfacer sus expectativas y necesidades. Las guerras religiosas, en lugar de la paz entre las naciones; la teología de la prosperidad, que se enfoca en el poder del dinero; el sincretismo, que mezcla prácticas cristianas con ritos paganos.

De manera que el hombre posmoderno tiene pocas opciones para creer.

Ve la injusta distribución de los recursos naturales; el uso y abuso del poder; la acumulación de riquezas en una pequeña parte dela población. Ve con horror,  indignación, e impotencia las imágenes que le llegan del hambre y pobreza en algunas regiones del mundo. Descubre que la ciencia es usada para crear armas nucleares, cuyo fin es destrucción de la humanidad, a quien el hombre dice defender.

Igualmente percibe los sistemas religiosos corrompidos; convertidos en prósperas empresas mercantiles, donde se vende un milagro por un puñado de billetes; y el predicador es un traficante de la fe.

Ante esta difícil situación, nos queda una alternativa.

Cuando la ciencia nos falla, los recursos económicos son incapaces de darnos lo que necesitamos, y la religión es vacía; es el tiempo de alzar nuestra mirada hacia el Dios Todopoderoso revelado en la Biblia.

Para ello se necesita un acto de fe, de confianza en lo propuesto en la Sagrada Escritura.

Si has leído hasta este párrafo, es porque necesitas algo más que dinero, poder, grandeza, o aplausos; tienes una profunda necesidad insatisfecha, o eres una persona de fe.

En ambos caso le cita que encabeza este escrito es pertinente:

Oh Jehová, de mañana oirás mi voz; De mañana me presentaré a ti, y esperaré.

Tal oración está contenida en el Salmo 5:3

Quien escribió esas palabras, sentía como tu hoy.

Por ese motivo se dirigía muy temprano del día, para clamar por su necesidad; para presentar su caso ante ese Dios revelado en la Biblia, cuyo nombre es Jehová. Un Dios que oye la voz de quienes le buscan, de quienes acuden a Él.

Si acaso pasas por un momento difícil, y quieres respuesta oportuna, que satisfaga tu necesidad; acude a Dios, el Dios revelado en la Biblia, ora y espera

Ese Dios Revela en Jeremías 33:3:

“Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tu no conoces…”

Clama, tendrás respuesta.

Imagen: Imágenes Google

Anuncios

Autor: Orientador

Israel Leal Araujo. Orientador, Pastor en Iglesia Bautista, Practitioner en PNL, Docente Universitario en el área de Psicología, Profesor de Educación Media y Orientador, Jubilado, Consultor Organizacional, Facilitador de Talleres de Desarrollo Personal y Profesional, Presidente de la Fundación PROEDUCA. Estudiante de la Biblia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s