LO QUE NOS DEPARA EL FUTURO

Al inicio de un nuevo año, tenemos muchas expectativas  sobre el futuro inmediato. Debido a ello se acude a los horóscopos, cartas astrales, o a quienes presuntamente tienen la facultad de predecir el futuro, para recibir orientación sobre los que nos espera en los días venideros.

Sin desestimar el valor que cada uno le dé a esos recursos, existe un método práctico y confiable para visualizar el futuro. Se trata de la observación y análisis de nuestros antecedentes, y de lo que estamos haciendo actualmente, como método para predecir el futuro.

Psicólogos y educadores nos advierten que lo acaecido durante los primeros cinco años de vida, marca de manera permanente a las personas. De igual manera se dice que el modelaje de las personas mayores, ejerce gran influencia sobre los niños.

Por lo tanto las vivencias del pasado, la experiencia obtenida, los conocimientos acumulados, y los aprendizajes alcanzados, conforman antecedentes que dan una idea del curso que seguirá la vida del sujeto.

Es común afirmar que de padres agricultores, alguno de los descendientes se dedicará a ese oficio, pues crece el ambiente agrícola; igual sucede con médicos, abogados; entre otros.

Igual ocurre en el ámbito negativo, un niño que vive en un ambiente hostil, de agresividad, crece con la creencia errada de que la violencia es la condición natural de la sociedad. Igual sucede con la delincuencia, el alcoholismo, el divorcio.

Claro, hay un momento en que el individuo toma conciencia de su situación, y decide cambiar su destino. En este caso influyen los valores inculcados, la motivación, las actitudes, la educación; para generar una nueva experiencia existencial.

En su caso personal. ¿Qué le depara el futuro?

El futuro no le depara nada, no le otorga ni concede nada, que usted mismo no se labre con trabajo y entusiasmo.

El futuro no existe, sino en su imaginación. En su mente usted se crea un futuro y trabaja ardua y sistemáticamente en el presente para asegurar ese futuro.

Pongamos por ejemplo que usted quiere alcanzar un título universitario, o crear una empresa. Bien esas metas no las va a traer el futuro consigo; que es lo que significa “lo que nos depara el futuro”. Esas metas las logrará si estudia, en el presente, las materias correspondientes; o desarrolla sistemáticamente, las estrategias para crear una empresa.

Una persona puede soñar escribir un libro, algo loable. Más ese sueño no se hará realidad, a menos que escriba la primera palabra, de la primera frase, del primer párrafo, en la primera página. Dando continuidad a la idea, y escribiendo página tras página, lograra hacer realidad el sueño anhelado.

Así para todo en la vida.

Las grandes metas se alcanzan, cumpliendo los pequeños e inmediatos objetivos. Paso a paso, secuencialmente, día, tras día.

Lo ideal es trazarse metas para el futuro, visualizar ese futuro; extraer del pasado los recursos obtenidos, los aprendizaje útiles, la experiencia necesaria; para tomar las acciones en el presente, hoy, en la búsqueda de realizar nuestro mañana.

No deje al azar, a la casualidad, a la suerte su destino.

Decida hoy su futuro.

Imágenes: Google

Anuncios

Autor: Orientador

Israel Leal Araujo. Orientador, Pastor en Iglesia Bautista, Practitioner en PNL, Docente Universitario en el área de Psicología, Profesor de Educación Media y Orientador, Jubilado, Consultor Organizacional, Facilitador de Talleres de Desarrollo Personal y Profesional, Presidente de la Fundación PROEDUCA. Estudiante de la Biblia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s