AÑO NUEVO MAYA

Debido a su movimiento de traslación, la Tierra se dirige a un punto imaginario del espacio que corresponde al solsticio de inviernos, en el hemisferio norte; lo cual este año 2012 ocurrirá el 21 de diciembre.

En ese momento astronómico, ocurre la noche más larga del año. Nuestros antepasados, ávidos estudiosos de los fenómenos celestiales, atribuyeron este hecho, la larga oscuridad del solsticio, a misteriosas fuerzas opuestas al astro rey, el Sol, que querían opacar su luminosidad. Por este motivo nuestros ancestros encendían fogatas, con la intención de disipar las tinieblas y transmitir energía al Sol. Al final, el astro rey salía victorioso, por lo cual se celebraba la fiesta del Sol Invicto.

El Sol continua ganando espacio a la oscuridad de la noche, y progresivamente aumenta su luz diurna hasta lograr el día más largos del año, o sea la noche más corta del mismo; lo cual ocurre seis meses después, el conocido solsticio de verano, alrededor del 21 de junio.

Para los hombres de la antigüedad, los fenómenos celestiales tenían características misteriosas, y eran producidos por fuerzas antagónicas.

Un eclipse solar, era considerado un ataque contra el astro rey, y simbolizaba un aparente triunfo de las tinieblas sobre la luz. Así que el fenómeno presagiaba males, infortunios y tragedias.

Hoy día, el avance del conocimiento, de la ciencia, la tecnología; con la aplicación de sofisticados instrumentos de observación y calculo, se ha determinado que los fenómenos celestes son regidos por inquebrantables leyes físicas. Que el Universo es un inmenso cronómetro, es una afirmación nacida de la astronomía.

En el Universo no hay caos, imprevistos, o casualidad. Todo está perfectamente ordenado, dirigido, encausado, y calculado.

Esta noche usted puede elevar su mirada al cielo, y observar a Sirio, la estrella más brillante del cielo nocturno, vista desde la Tierra; situada en la constelación Can Mayor del hemisferio celeste sur.

Sirio es la estrella más brillante que se observa en la parte superior de la imagen.

Esta estrella tan notable, es muy conocida desde la antigüedad; por ejemplo, en el Antiguo Egipto, la salida de Sirio marcaba la época de las inundaciones del Nilo, y ha estado presente en civilizaciones tan dispares como la griega y la polinesia. En ocasiones, y coloquialmente, Sirio es llamada “Estrella Perro” a raíz de la constelación a la que pertenece.

A esta estrella se le dio tanta importancia que los Romanos, así como los Sumerios, elaboraron calendarios tomando como patrón de referencia los ciclos de Sirio.

Hoy se sabe que Sirio es una estrella doble, Sirio A, de mayor tamaño que el Sol; y Sirio B, con un tamaño similar al de la tierra; que giran una alrededor de la otra.

La luz que usted observa, proveniente de Sirio, fue emitida por aquella estrella hace 8 años y medio, aproximadamente.

Nuestros antepasados no tenían a mano estos datos sobre Sirio; así que asociaron místicamente la salida de esta estrella con fenómenos terrestres, como las crecidas del Nilo. En realidad Sirio no influía sobre las crecidas del Nilo, tan solo marcaba la fecha de la ocurrencia del fenómeno. Así como las agujas del reloj, cuando señalan las doce del mediodía, no influyen sobre  el deseo de almorzar, sino que marcan la hora en que a muchos les da hambre, y comen.

En la actualidad, aun cuando se tiene conocimiento de la mecánica celeste, el hombre continúa otorgando a los fenómenos astronómicos un cierto poder místico sobre la vida de los hombres, y los destinos de la humanidad. Por ello abundan las predicciones astrológicas, los horóscopos, y las profecías sobre eventos marcados por los astros.

En esto se basaron los Mayas, respecto a su calendario, para predecir el fin de un periodo, que según los estudiosos del mismo, ocurrirá el próximo solsticio de invierno, es decir el 21 de diciembre.

Lo asombroso de este hecho, es la magnitud del conocimiento de esa cultura, superior, en ese ámbito, a las demás contemporáneas a ellos. Sin telescopios,  computadoras, ni instrumentos de medición, pudieron elaborar un calendario cuyo comienzo, el año cero, corresponde al día 13 de agosto del año 3114 antes de Cristo, y culmina el 20 de diciembre del 2012; es decir unos 5126 años después; momento que marca  el comienzo de otra era, exactamente en el solsticio de invierno del año en curso.

En realidad la fecha 21 de diciembre corresponde al día de año nuevo maya, el inicio de un nuevo ciclo calendárico, el cual no sabemos si los mayas lo elaboraron.

La Tierra llegará a ese punto imaginario en su órbita, el solsticio de invierno, y como lo ha hecho millones de veces antes, continuará su movimiento alrededor del Sol durante 365 días, y retornará nuevamente al imaginario punto orbital. No acabará el mundo, como nunca lo hace los 31 de diciembre; solo culmina un periodo, una etapa, un calendario.

Si algo debemos celebrar el 21 de diciembre del 2012, es la ingeniosidad, avance del conocimiento, y asertividad de los mayas. Una cualidad propia de la naturaleza humana, que nos fue concedida al momento de la Creación.

Se continuará concediendo a los astros poder sobre los hombres y su destino, como se ha hecho desde tiempos inmemoriales. Más el destino del hombre, no está en los astros, ni en su influencia sobre nosotros. Cada quien es dueño de lo que hace y de su destino, esa es una ley natural, determinada por nuestro Creador.

Feliz Año nuevo maya el 21 de diciembre, y feliz año nuevo occidental el 31 de diciembre.

Fuente: Wikipedia, la Enciclopedia libre

Imágenes: Google

Anuncios

Autor: Orientador

Israel Leal Araujo. Orientador, Pastor en Iglesia Bautista, Practitioner en PNL, Docente Universitario en el área de Psicología, Profesor de Educación Media y Orientador, Jubilado, Consultor Organizacional, Facilitador de Talleres de Desarrollo Personal y Profesional, Presidente de la Fundación PROEDUCA. Estudiante de la Biblia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s