DINÁMICA DEL ÉXITO EN TIEMPO DE CRISIS

Vamos a reflexionar sobre como superar las crisis en forma asertiva. Presentaremos el tema en dos artículos consecutivos, este es el primero. Espero que les sean de provecho.

En algún momento de la vida pasamos por tiempos de crisis. Por lo general asumimos esta experiencia bajo una perspectiva negativa.

Las crisis forman parte de la existencia misma, por lo cual necesitamos estar preparados para enfrentarlas, sobrellevarlas y superarlas.

Como sabemos, el sistema escolar forma profesionales en distintas disciplinas, deportistas de alto rendimiento, investigadores, ejecutivos; y existen programas de capacitación excelentes que permiten a gente talentosa desarrollar a plenitud sus habilidades. Las universidades, las empresas consultoras y de desarrollo empresarial están a cargo de llevar acabo estos programas de formación, capacitación y entrenamiento.

Sin embargo, en un mundo tan competitivo y exigente como el actual, la diferencia entre llegar a la cumbre, o desistir en el camino, es la capacidad de soportar las presiones a que nos vemos sometidos, y aprender a superar las crisis, sin derrumbarse, dándolo todo al máximo en todo momento.

Se sabe de personas dotadas de grandes talentos y enormes cualidades que caen en el camino debido a que carecen de las habilidades fundamentales para mantenerse en el rumbo.

Hay algunos principios básicos, cuya aplicación nos permitirá alcanzar las metas propuestas.

De los mismos reflexionaremos a continuación.

Antes de profundizar el tema, recordemos algunas ideas sobre cuatro palabras contenidas en el título de este artículo, las cuales son: Dinámica, Éxito, Tiempo y Crisis.

La dinámica es una rama de la física que estudia el movimiento. En el ámbito de las ciencias de la conducta, hace referencia a lo que inicia, dirige y mantiene en movimiento a un individuo, o a un grupo,  hacia el logro de una meta, la satisfacción de una necesidad, el logro de un deseo. En general se le conoce como motivación.

Éxito, el logro de una meta. Y su antípoda, u opuesto, el fracaso. Tenemos una percepción equivocada de tales expresiones. Por lo general concebimos el fracaso desde una perspectiva pesimista, y lo asociamos a la frustración. Les parecerá inaceptable, más el fracaso y la frustración, son las que nos mueven para lograr las metas anheladas; tener éxito. Y son las que generan aprendizajes significativos.

En una entrevista, un reportero le preguntó a Edison cuantos intentos hizo antes de obtener la lámpara incandescente, a lo que el respondió: “mil intentos”. Seguidamente el reportero le preguntó: ¿Qué se siente ante mil fracasos? Inmediatamente Edison respondió: “Aprendí mil formas de como no hacer un bombillo”.

Tiempo, el tiempo es una magnitud física que mide la duración entre dos sucesos. Necesitamos ser conscientes de que el único tiempo que podemos experimentar, vivir, es el presente. El pasado existe en los registros históricos y en su mente, consciente o inconsciente. El futuro es proyección de lo que ocurrirá, con base a los antecedentes.

Para alguno el tiempo es oro. Pero es más que oro. Aunque no estemos de acuerdo con esta expresión, tomemos un trabajador por ejemplo. Supongamos que devenga un sueldo básico mensual de 7.200 $ (su equivalente en la moneda de cada país); quiere decir que obtiene un salario diario de  240 $. Como el día tiene 24 horas, por cada hora del día la empresa, le paga 10 $.

Supongamos que un día se va a disfrutar en la playa; cada hora que este en la playa la empresa le abona 10 bolívares, para que disfrute el sol. Claro que por cada hora de trabajo efectivo, la empresa igualmente abona 10 Bs a su cuenta.

¿Que ofrece usted a cambio de un salario?

Sus capacidades, creatividad, esfuerzo físico, tiempo, su propia vida.

El tiempo tiene valor. No lo desperdicie.

Crisis, esta es otra situación que valoramos erradamente. Crisis es una coyuntura de cambios en cualquier aspecto de una realidad organizada pero inestable. De acuerdo con esto, vivimos en constantes crisis.

El nacimiento es una coyuntura de cambio. De una situación cómoda en el claustro materno a un ambiente hostil. Así sucesivamente, vamos experimentando diversas situaciones críticas. Cada una de ellas las hemos superado, dejándonos múltiples aprendizajes. El primer día en la escuela, la pubertad, el matrimonio, las separaciones, enfermedades; crisis resueltas y superadas.

La experiencia cotidiana nos ha permitido obtener recursos para superar los tiempos difíciles; la puesta en práctica de los mismos ha tenido como resultado la actual condición que vivimos. ¿Esta satisfecho con esa condición?

En próximo artículo consideraremos Dos Recursos para los Tiempos de Crisis.

Anuncios

Autor: Orientador

Israel Leal Araujo. Orientador, Pastor en Iglesia Bautista, Practitioner en PNL, Docente Universitario en el área de Psicología, Profesor de Educación Media y Orientador, Jubilado, Consultor Organizacional, Facilitador de Talleres de Desarrollo Personal y Profesional, Presidente de la Fundación PROEDUCA. Estudiante de la Biblia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s