PEQUEÑOS DETALLES EN EL CASO DE LAS EMPRESAS AUTOMOTRICES

En la situación planteada por la crisis que atraviesan las empresas fabricantes de automóviles, se pueden apreciar ciertos detalles muy significativos.

Lo primero que salta a la vista es el empeño de los ejecutivos de tales empresas en colocar como bandera, la defensa de los miles de puestos de trabajo que se perderían en el caso de ir a la quiebra.

Igualmente se observa que se destaca en forma muy relevante el hecho de que si esas empresas automotrices caen; ellas arrastrarían consigo la economía mundial. Es decir, el mundo en general sufriría las consecuencias de la quiebra de las emblemáticas, históricas y apreciadas firmas. En otras palabras, usted y yo que no vivimos en los Estados Unidos, corremos el riesgo de sufrir la caída de estas poderosas empresas.

Pero no solo eso. En occidente existe un significativo aprecio hacia Ford, por haber sido el automóvil que marcó un importante hito en la historia del automovilismo.

Poseer un “Lincoln Continental”, un “Chrysler New Yorker”, o un “Cadillac”, era sinónimo de distinción. Ambición de muchos ejecutivos y empresarios emergentes.

Antes de la aparición de las firmas japonesas, y del fortalecimiento de las automotrices europeas; las empresas norteamericanas reinaban omnipotentes, marcando la pauta según sus designios.

El asunto es que el mundo cambia, y que necesariamente tenemos que ajustarnos a los cambios. Ello es vital para un mundo competitivo en el que vivimos. En el mundo actual, la premisa fundamental es “calidad” y esta priva por encima de los precios.

Hablar de calidad es precisamente satisfacer las necesidades, expectativas y deseos de los clientes, o de los usuarios de los servicios que se prestan.

Cuando usted adquiere un bien, o solicita un servicio, lo que desea es que se satisfaga sus requerimientos; no el de los oferentes, quienes quieren captarle como cliente.

Este es uno de los pequeños detalles presente en la actual crisis de la industria automotriz norteamericana. Asunto de calidad. Cuando se discutía en el Senado Norteamericano la posibilidad de auxiliar a las empresas automotrices, un senador expresó: “No están creando los productos correctos,… Creo que tienen buenos trabajadores, pero no creo que tengan una buena administración. No son innovadores. Son como un dinosaurio en cierto sentido”.

Es interesante que en muchos países, en Venezuela por lo menos, las marcas que más se venden, bajo la denominación Chevrolet, o General Motors, sean precisamente automóviles de ingeniería europea o asiática; como son los casos de Opel, Suzuki o Daewoo; comercializados como “Chevy”, “Vitara” o “Aveo”, respectivamente. La calidad, es decir lo que quieren los clientes, priva por sobre el valor del vehículo. Es que el precio que se paga, incluye la calidad. El que se le satisfaga.

Lo mismo podemos afirmar sobre los bancos. Tan solo visualice el momento en que usted fue a solicitar un servicio al banco donde usted coloca su dinero. Dinero que los bancos utilizan para sus productivas operaciones. En la mayoría de instituciones financieras, por poco la cobran a uno hasta el aire que se respira en sus instalaciones. Por ello uno no puede explicarse el motivo para que un banco colapse.

Otro detalle que pasa desapercibido para muchos, en virtud de que se esta confrontando el espíritu patriota de los norteamericanos, es el relativo a los beneficios directos o indirectos de los socios de las firmas, y de sus ejecutivos. En las audiencias realizadas en el Senado norteamericano, a propósito de los auxilios financieros, les preguntaron a los ejecutivos de las empresas en crisis,  si habían viajado de Washington DC en avión privado y los tres contestaron que sí. Pese a la presión del representante republicano Brad Sherman, ninguno de ellos aceptó vender su jet como un primer paso para ahorrar dinero para salvar empleos.

Siguiendo con los detalles sobre este sonado caso, los medios de comunicación estadounidenses también enfatizan que, mientras los empleados vieron sus salarios subir en un 7% en promedio, el de los ejecutivos subió un 45%.

Pequeños detalles, que sumados conforman una realidad que necesita correctivos.

Algunos afirman que hay que dejar que las empresas colapsen, puesto que eso es lo común en una situación como la actual; puesto que luego se levantaran otras que ocupen su lugar. La historia de la revolución industrial.

El desenvolvimiento de esta crisis a lo mejor tenga un final inesperado, más uno que no es experto en economía se pregunta:

¿Por qué no bajar el precio de los automóviles que tienen en sus depósitos, para rescatar efectivo, antes de destruirlos como es lo habitual?

¿Por qué no se promueve una reducción drástica de ganancia, beneficios a los ejecutivos, y demás gastos que no son aplicados a fabricación de automóviles?

¿Por qué succionar las ganancias de las filiales a nivel mundial, para salvar a la casa matriz, y con ello propiciar la caída final de la empresa?

Preguntas de quienes ignoramos los entretelones de una industria que pasa por un mal momento.

De todas maneras, se cree conveniente rescatar a la industria automotriz, con todas las acepciones, connotaciones, denotaciones e implicaciones del verbo “rescatar”.

 

 

Anuncios

Autor: Orientador

Israel Leal Araujo. Orientador, Pastor en Iglesia Bautista, Practitioner en PNL, Docente Universitario en el área de Psicología, Profesor de Educación Media y Orientador, Jubilado, Consultor Organizacional, Facilitador de Talleres de Desarrollo Personal y Profesional, Presidente de la Fundación PROEDUCA. Estudiante de la Biblia.

2 comentarios en “PEQUEÑOS DETALLES EN EL CASO DE LAS EMPRESAS AUTOMOTRICES”

  1. VENDO EMPRESA DE CONVERSION DE VEHICULOS A GNV, ACTUALMENTE EN COMPLETO ESTADO DE FUNCIONAMIENTO,(ACTIVIDAD QUE ACTUALMENTE SE ENCUENTRA EN APOGEO) ESTA EMPRESA CUENTA CON TODAS SUS LICENCIAS DE OPERACION Y SU POLIZA DE SEGUROS, TALLER UBICADO EN PLENA AV. FAUCETT No. 277 UB. MARANGA SAN MIGUEL LIMA , CONTACTO SR JUAN VELASQUEZ SANCHEZ E-MAIL jvelasquezs48@gmail.com Nextel 426*8215
    Cel. 999 863953

  2. hola!
    me parece interesante tu post, pero creo que debes aclarar por qué no son factibles las preguntas que pones al final. me parece que quedan al aire. solo mencionas que son preguntas que se hacen las personas que no son experimentadas en este asunto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s