CUESTION DE PESO

El sobre peso es un problema de salud que afecta a millones de personas alrededor del mundo.

Desde distintos lugares del planeta llegan noticias de esta problemática.

Se dice que en la China se ha detectado un incremento en el peso de una considerable cantidad de niños. Una prueba de constitución física en una escuela primaria de Beijing mostró que el 27,8 por ciento de los alumnos están por encima del peso estándar para su edad. El director de la escuela dice con preocupación: “la mayoría de estos niños no estudian como los otros, se deprimen y carecen de autoconfianza. Es desfavorable para su crecimiento”.

Igual ocurre en los Estados Unidos, donde se afirma que muchos norteamericanos son obesos. Por lo cual se considera un serio problema de salud pública. Se estima que el 64 por ciento de los ciudadanos estadounidenses padecen sobrepeso o están obesos. Un informe de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), demostró que este mal está a punto de sobrepasar al tabaquismo como la principal causa de muerte en dicho país. Las cifras revelan también que más del 30 por ciento de los adultos en Estados Unidos padece obesidad, lo que se traduce en 59 millones de personas.

En México se ha emprendido una campaña para que la gente comience a bajar de peso. El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó que mantiene una alerta ante el sobrepeso y obesidad que enfrentan 70 millones de mexicanos, dos de cada tres personas, ya que ello propicia el desarrollo de enfermedades como diabetes, hipertensión arterial, infarto al corazón, insuficiencia cardiaca y enfermedad vascular cerebral.

Ahora bien, usted sabe lo que acontece alrededor de su propio mundo.

Como es conocido por todos, la obesidad es un exceso de grasa que se acumula en el organismo.

Las circunstancias que producen esta acumulación de grasa son variadas.

Imagine su cuerpo como una cuenta bancaria. Si usted deposita más cantidad de dinero del que retira, su cuenta crece, y además la institución bancaria le añade intereses. Aunque la comparación es muy tosca, ocurre algo semejante en su organismo. Si usted consume más calorías de las que quema; esta ahorrando energía la cual, según la ley universal de transformación de la energía, se convierte en grasa. Esta ley de la física establece que la materia y la energía no se destruyen, sino que se transforman.

El organismo es maravilloso. La acumulación de grasa no es para producir obesidad; es que la grasa, acumulada en los tejidos adiposos, tiene la finalidad de proveer energía para cuando el cuerpo la requiera. Pero si no se gasta esa energía, entonces se va depositando hasta aparecer la obesidad.

Visto así la cosa es muy sencilla. Pero la aparición de la obesidad tiene que ver con múltiples factores. Esta relacionada con una vida sedentaria, en la que se hace poco ejercicio; de igual manera es afectada por el metabolismo del individuo, no todos procesan los alimentos en forma similar; la ansiedad, el estrés, las preocupaciones son otra causal del problema; adicionalmente existe una predisposición heredada; y hasta el mal funcionamiento de las glándulas tiroides.

Así pues, la obesidad tiene un origen muy complejo. Pero existe un factor común a todos los que padecen de este problema: la ingesta de alimentos. Los hábitos alimenticios son generalmente responsables del sobre peso. Propiamente dicho, los malos hábitos alimenticios son la principal causa de obesidad. Tanto como la falta de ejercicios que permitan consumir el exceso de calorías.

Una persona puede poseer todos los elementos de riesgo, en lo que a obesidad se refiere. Pero si controla la ingesta de alimento, calorías; y lleva una vida activa, quemando las calorías consumidas, entonces podrá mantener el equilibrio. Los especialistas hablan del índice de masa corporal, es decir un número mágico resultante entre la masa corporal y la estatura.

El Índice de Masa Corporal es un índice del peso de una persona en relación con su altura. A pesar de que no hace distinción entre los componentes grasos y no grasos de la masa corporal total, éste es el método más práctico para evaluar el grado de riesgo asociado con la obesidad.

Para calcularle se divide la altura de la persona en centímetros y se divide entre el peso en kilos. El número obtenido le dirá su secreto:

  • Entre 25 y 30 se observa un aumento de riesgo. Los pacientes con este peso son considerados con “sobre peso” o “exceso de peso”.
  • Entre 30 y 35 se considera “obesidad leve”, entre 35 y 40 se considera “obesidad moderada”.
  • Por encima de 40 se considera “obesidad mórbida”.
  • Bajo los 20 cm/Kg también se observa mayores índices de dolencias pulmonares y desnutrición. Están en esta lista, por ejemplo, quienes padecen de anorexia nerviosa.

El índice ideal, por tanto, se sitúa entre los 20 y 25 cm/Kg. (Tomado de buenasalud.com)

En buenasalud.com, usted puede calcular sencillamente, y en la privacidad de su hogar su Índice de Masa Corporal, y conocer su condición personal.

Para disminuir su índice, usted no puede alterar su estatura; pero si puede bajar su peso.

¿Como puede eliminar el sobre peso, o la obesidad si fuere el caso?

He aquí unas sencillas medidas:

EVITE COMER EN EXCESO. Haga una proeza. Cuando coma, quede con hambre. Es decir como lo necesario. El hábito de comer en exceso produce que su estómago, que es flexible, aumente su capacidad; ello hace que la próxima vez que coma sienta un vacío, pues su capacidad estomacal se incrementó. Comer un poquito menos hará el efecto contrario. Para acelerar el proceso de reducción del estomago, algunos expertos lo resuelven con cirugía, o sea que le quitan un pedazo de estomago y punto.

COMA LENTAMENTE. Saboree los alimentos. Si usted mastica muy rápido, entonces siempre creerá que come poco. Al contrario, supondrá que ha comido suficiente. Es un ardid psicológico que a veces da buen resultado.

HAGA EJERCICIOS. Si su vida es muy agitada y no tiene tiempo para ejercitarse. Entonces no use ascensores, ni escaleras eléctricas. Camine cuanto pueda. Haga ejercicios en su oficina, o en casa.

ELIMINE O DISMINUYA EL ESTRÉS. Cuando una persona esta bajo presión, en crisis, o preocupada; el organismo busca un forma de equilibrio. Comer es una manera de disminuir la presión, relajarse, de equilibrarse. Recuerde que Freud, en su teoría psicoanalítica dice que la etapa oral, es el período en que el infante busca el placer en la boca. Por ello a usted le gusta besar, siente el placer en el contacto. Igual ocurre con el cigarrillo, las bebidas en general, y con el acto de comer; dan placer.

ASISTA A SESIONES DE RISOTERAPIA, BAILOTERAPIA. Razones obvias.

UTILICE LA IMAGINACION. Visualícese en el peso y la figura ideal que desea. Haga un inventario de sus recursos personales. Imagine todas las acciones requeridas para disminuir de peso. Actúe en consecuencia.

Importante. Consulte a un especialista en la materia y siga sus indicaciones.

Sobre todo, balancee sus comidas. Equilibre la cantidad de proteínas, lípidos y glúcidos que ingiere.

No olvide hacer ejercicios.

Acéptese tal como es. No se subestime.

Pero si decide quitarse unos quilitos que le sobren, seguro que le irá mejor.

Adaptado de La Página de Israel.

Imágenes Google

 

Anuncios

Autor: Orientador

Israel Leal Araujo. Orientador, Pastor en Iglesia Bautista, Practitioner en PNL, Docente Universitario en el área de Psicología, Profesor de Educación Media y Orientador, Jubilado, Consultor Organizacional, Facilitador de Talleres de Desarrollo Personal y Profesional, Presidente de la Fundación PROEDUCA. Estudiante de la Biblia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s