Destacado

HOMOSEXUALIDAD, PERSPECTIVA BÍBLICA

La problemática alrededor de la homosexualidad cobra nuevo impulso a raíz de la lamentable controversia en el seno del Vaticano.

Asuntos como: ¿Condena la Biblia la homosexualidad? ¿Es un pecado la homosexualidad? ¿Puede ser salvo un homosexual?

Es que dicho tema es complejo, y entre los cristianos genera innumerables debates de tal magnitud que hasta ha ocasionado cismas.

¿Cuál es el gran problema en las consideraciones sobre el mismo? Es el prejuicio adoptado respecto de la homosexualidad, los prejuicios son actitudes negativas sobre algo.

La Biblia trata natural y sencillamente esta problemática sin matices, ni prejuicios; objetivamente.

Imagen relacionada

En el Antiguo Testamento, este asunto no es prominente porque no se practicaba en Israel, era considerada abominación, y debido a la pena impuesta a quienes se atrevían a manifestar aquella conducta, Levítico 18:22; 20:13.

En el Nuevo Testamento el tema se trata sin prejuicios. Lo primero que se observa es que Jesús no abordó aquel tema en sus enseñanzas y denuncias, ¿Por qué? Sencillamente porque no era un problema significativo entre los judíos, ellos adolecían otros defectos de carácter.

Es Pablo quien introduce la homosexualidad como tema de discusión, ¿Por qué motivo? ¿Tenía Pablo prejuicios contra los homosexuales? Es porque el evangelio avanza a través del mundo gentil, y a donde llega las personas son impactadas y desafiadas a cambiar radicalmente, a nacer de nuevo, Romanos 12:1-2.

Visualiza el cumplimiento de Hechos 1:8; los discípulos impactan a Jerusalén, Hechos 5:28, a Samaria, Hechos 8:4-5, a todo el Imperio Romanos, hasta llegar a la capital, Romanos 1:7.

Aquel mundo gentil, tenía otra perspectiva de la homosexualidad; para ellos era natural, parte de su cultura, no objetable. Se dice que Alejandro Magno, aun cuando era heterosexual, se hacía acompañar de jóvenes varones con quienes mantenía relaciones sexuales; lo mismo se afirma de los cesares romanos, quienes mantenían relaciones con damas y caballeros.

Es decir, en el Imperio Griego, como en el Romano, la homosexualidad no era repudiada, considerada pecado, ni contranatura; simplemente una práctica cultural aceptada. Por tal motivo Pablo, el apóstol de los gentiles, tiene la tarea de establecer la posición cristiana sobre la homosexualidad.

Y la posición de Pablo se basa en la Palabra de Dios, veamos. El hombre fue creado con sexo diferenciado, y orientación sexual definida, Génesis 1:26.27, de donde deriva el sexo y el género: mujer – hombre, femenino –masculino. Aunque no hubiese sido revelado en la Escritura, el cuerpo humano lo establece, definitivamente.

Resultado de imagen para sexo biologia

La anatomía, el funcionamiento, la estructura genética es quien determina, define el sexo, la sexualidad y el género; no la cultura, ni la ideología.

Veamos el enfoque de Pablo, se observa en Romanos 1:18-32. Si leíste el texto, observarás que Pablo dedica dos versículos al tema de la homosexualidad, 26 y 27, los restantes a otras impiedades de los hombres.

Otro texto en el que Pablo se pronuncia sobre el tema es 1 Corintios 6:9-11, en el mismo cita diez agravios, de los cuales dos se refieren al asunto que tratamos.

Es notable que Pablo afirma: “Y esto erais algunos”, 6:11. El énfasis de Pablo es: “…ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios. 6:11.

Debido a lo cual es necesario vivir conforme a aquella nueva realidad: “Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.” 6:20.

En Gálatas 5:19-21, Pablo menciona las manifestaciones de la carne, no se refiere a la homosexualidad; pero toca el problema de la fornicación, inmundicia, lascivia; las que transmiten la idea de: Libertinaje, ausencia de dominio propio, conducta desenfrenada, dar rienda suelta a los impulsos y pasiones carnales, conducta muy vergonzosa.

Para Pablo, la homosexualidad es una manifestación de la carne, como cualquier otra; no tiene mayor peso frente a las demás que menciona.

Como escribimos al principio, este tema es prominente hoy, más por el prejuicio sobre el mismo, que por su gravedad. En la mente de un cristiano la homosexualidad es más relevante que la idolatría, la avaricia o el alcoholismo.

Iniciamos este escrito con tres preguntas: ¿Condena la Biblia la homosexualidad? ¿Es un pecado la homosexualidad? ¿Puede ser salvo un homosexual?

Cambiemos el contenido de la pregunta en estos términos: Pensemos en la disensión. Disensión: Falta de acuerdo entre dos o más personas o falta de aceptación de una situación, una decisión o una opinión. La disensión es catalogada por Pablo como “manifestación de la carne”

¿Condena la Biblia la disensión? ¿Es un pecado disentir? ¿Puede ser salvo un pastor que disienta y divida a una Iglesia? Tres si, enfáticos. Como dijimos anteriormente, el prejuicio determina la magnitud de la “manifestación de la carne”.

La generalidad de personas acepta una clasificación de pecados que no es Bíblica: graves, y menos graves. Adulterio es grave, mentir es leve. Eso es falso; desde un enfoque bíblico, ambos son actos de desobediencia a la norma Divina.

La Sagrada Escritura establece solo dos tipos de pecados: perdonables, e imperdonables, Marcos 3:28-29. En esa cita Jesús afirma que todos los pecados de los hombres pueden ser perdonados, excepto la blasfemia contra el Espíritu santo. Como en los creyentes mora el Espíritu Santo, es inconcebible que un cristiano cometa aquel horrendo pecado.

¿Cuál es la condición para que un pecado sea perdonado? Lee Hechos 3:19:Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio,

La pregunta: ¿Puede un homosexual ser perdonado? Contiene un matiz de prejuicio, de homofobia, necesario corregir.

Homofobia es la aversión, fobia (del griego  φόβος, Fobos, pánico) obsesiva​ contra hombres o mujeres homosexuales, aunque generalmente también se incluye a las demás personas que integran a la diversidad sexual, como es el caso de las personas bisexuales o transexuales, y las que mantienen actitudes o hábitos comúnmente asociados al otro sexo, como los metrosexuales y los hombres con ademanes tenidos por femeniles o las mujeres con ademanes tenidos por varoniles.

Y tal manifestación de la carne, la homofobia, como se sabe, es repudiable en el contexto bíblico.

Con esto en mente, necesitamos valorar la actitud de Jesús hacia los pecadores en general: amor, aceptación, respeto, tolerancia, motivar al cambio prudentemente. Cero homofobia, cero prejuicio, cero condena.

La ley condenaba a muerte a aquella mujer encontrada en el acto mismo del adulterio, Juan 8:3-5; pero el prejuicio judío consideraba adultera y digna de muerte a la mujer, solamente; y el hombre ¿No adulteró con aquella mujer?, los judíos exoneraban al hombre; la ley, no. Lee Levítico 20:10. Ambos merecían el ejemplar castigo. Jesús tuvo una actitud diferente, que te animo a evaluar e imitar.

Mucho se ha discutido sobre el problema del pecado, su origen, su esencia, su naturaleza, y es más complejo de lo que a simple vista observamos.

El alcoholismo, más que pecado, es una enfermedad; que como tal hay que tratar; por lo cual hay muchos alcohólicos cristianos que gracias a métodos como el de Alcohólicos Anónimos, viven el resto de sus vidas sin probar una gota de licor.

Mentir, llega a convertirse en un trastorno de conducta conocido como “mitomanía”; quien tiene ese trastorno puede ser perdonado; pero su trastorno necesita tratamiento médico, a menos que Jesucristo haga el milagro de sanidad.

Y que con los adictos a la pornografía, ludopatía, ¿pueden ser salvos? Pregunta insustancial.

¿Para qué vino Cristo? Lee Mateo 9:12-13: 12 Al oír esto Jesús, les dijo: Los sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos. 13 Id, pues, y aprended lo que significa: Misericordia quiero, y no sacrificio. Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores, al arrepentimiento.

Según los eruditos, Mateo describe su vivencia, el cómo se sintió en aquel primer encuentro con Jesús: aceptado, respetado, integrado, amado, lo mismo que experimentó la mujer adúltera, el leproso sanado; y es lo que habría percibido un homosexual si arrastras lo hubiesen llevado ante Jesús.

No estamos proponiendo que la homosexualidad es una enfermedad, el punto es que la Biblia no la trata diferente que a otro “defecto de carácter” del hombre.

Esta problemática sería sencilla, y su resolución simple, si no es porque se trata con tanto prejuicio. Quienes tienen esta orientación sexual se sienten rechazados, menospreciados, marginados, se les trata como indignos, por lo que debido a una reacción natural, humana, reclaman sus derechos; y por esa vía nos vamos radicalizando.

¿Quién es más pecador?

  • Un homosexual o un idólatra, lee Oseas 1:2; 3:1; 5:2; en los que adulterio e idolatría son equivalentes.
  • Una lesbiana o un asesino, lee Éxodo 20:13, también Mateo 5:21-22
  • Un transexual o un adultero, lee Éxodo 20:15; Mateo 5:27-28

Hay más idólatras y adúlteros en el mundo que todos los homosexuales, lesbianas y transexuales juntos.

Haciendo abstracción de las discusiones sobre el origen, factores, y efectos de la homosexualidad, veamos en quienes tienen esta orientación un ser humano que merece respeto, aceptación, tolerancia, amor. Ellos no eligieron conscientemente aquella orientación sexual; y viven un estado de frustración sin posibilidad de resolver, porque anatómicamente poseen un sexo, y mentalmente otro.

¿Cómo podemos testificarles del amor transformador de Jesucristo, si tenemos prejuicios contra ellos?

Sobre estos prójimos, Jesús nos enseña: 34 Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros. 35 En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros. Juan 13:34-35.

¿Cómo nos ama Jesús? Incondicionalmente, sin pedir nada a cambio, sacrificialmente.

Así necesitamos amar al prójimo.

Fuente:

  • Biblia: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.com
  • Conceptos y datos: Wikipedia
  • Notas personales
  • Imágenes: Google
Anuncios

10 DE ENERO, DÍA CRUCIAL PARA VENEZUELA

El 10 de enero es una fecha que genera grandes expectativas a nivel continental, y tal vez en todo el mundo.

Para ese día está previsto que el Presidente de Venezuela asuma el cargo para ejercerlo durante un nuevo período de seis años.

Lo que hace relevante ese hecho es que la oposición venezolana, diversos países, y organizaciones intencionales cuestionan la validez de las elecciones donde el mandatario fue reelegido, por lo cual, al materializar la asunción de la presidencia, está usurpando dicho cargo.

Ese es el argumento de los factores de oposición, de los presidentes de varios países del continente, y de la Unión Europea.

El conflicto que se vive en Venezuela,7 tiene su origen en el enfrentamiento de dos corrientes antagónicas a nivel mundial, que se agudiza en la actualidad. Es la lucha por establecer regímenes socialistas de izquierda, desplazando a los gobiernos democráticos, tildado de derecha.

Esta confrontación, como se sabe, no es local, ni regional; es de carácter mundial, en que las grandes potencias que representan los polos opuestos hacen inclinar la balanza.

Muchos en Venezuela, y fuera de ella, creen que el 10 de enero es un punto de inflexión, de quiebre; que significa el movimiento fatal que impulsará el desplome del gobierno. Y abonan aquella esperanza en la creencia de que la nueva junta directiva de la Asamblea Nacional, respaldada por el TSJ en el exilio, y con las simpatías de los países amigos van a poner fin al régimen actual.

Sin embargo, hay que estar conscientes de que la salida a la crisis venezolana no se materializará con los buenos deseos y las estrategias políticas de los nuevos actores al frente de la oposición venezolana.

El destino de Venezuela será determinado por los acuerdos de las grandes potencias mundiales.

Venezuela no se asemeja a Cuba o Nicaragua, grandes países desde el punto de vista humano, folklórico, turístico, o sentimental; pero no tienen la ubicación geográfica, ni los ingentes recursos como el petróleo, metales preciosos, e incluso radioactivos, a demás de otros recursos como el hierro, suelos fértiles, y abundancia de agua.

Es tal la riqueza de Venezuela que se le puede considerar similar a la prometida a los hijos de Abraham; tierra que “‘fluye leche y miel”. Esto podrá parecer exagerado, y hasta irreverente por algunos, pero es la verdad.

Esta verdad, y las luchas de las potencias mundiales por establecer sus esquemas políticos y económicos, son las que en definitiva determinarán el destino de Venezuela.

Lamentablemente, por los inconcebibles y repudiables desaciertos de los dirigentes políticos venezolanos, la solución de la crisis que se ha convertido en tragedia humanitaria, no se resolverá en instancias locales.

Observamos el arribo de un escuadrón de aviones de guerra de última generación provenientes de una potencia mundial, está vez amistosamente, con fines de exhibición; sumado a este hecho, un país de Oriente, amigo del gobierno venezolano, anuncia el envío de una flota de barcos de guerra.

Todo aquello porque algunos líderes de Occidente han anunciado la posibilidad de una intervención a Venezuela, con propósitos humanitarios para paliar la crisis.

De modo que según el panorama que observamos, la crisis venezolana se está resolviendo como una partida de ajedrez, donde los contrincantes mueven las piezas según la estrategia más provechosa. Y pueden estar seguros de que quienes definen las jugadas y mueven las piezas no están en el País.

Así pues no hay que crear expectativas de que el juego está resuelto, y la partida ganada.

Esto es desalentador, podría pensarse, pero no hay que olvidar quien definitivamente determina el destino de los pueblos y de las grandes potencias. Nos referimos a Dios y su soberanía quien establece el devenir de los pueblos. Ello lo comprobamos en la historia y en la Palabra de Dios.

Esto puede asociarse al pensamiento mágico, o fanatismo religioso, más como dijimos antes, la Biblia y la histórica lo confirman. Sobre este aspecto Israel es un paradigma, un ejemplo.

  • Israel ocupa su territorio por disposición de Dios, Josué 1:3-4.
  • Se divide en dos naciones, Israel y Judá, permitido Divinamente, 2 Crónicas 11:1-4.
  • Israel es llevado al cautiverio por los asirios y es disperso hasta hoy, 2 Reyes 17:18; 18:11-12.
  • Judá es llevado al cautiverio por los babilonios, lo dura 70 años, 2 Crónicas 36:17-21.
  • Judá, pasado los 70 años, retorna de la cautividad, Esdras 1:1-4.
  • Jesús predice la destrucción del Templo y de Jerusalén, Mateo 24:1-2.
  • En el año 70 DC, Jerusalén y el Templo son destruidos por los romanos.
  • El 14 de mayo de 1948, Israel se constituye como Nación libre e independiente, evento predicho en la Biblia, Isaías 66:8:

Quién oyó cosa semejante? ¿quién vio tal cosa? ¿Concebirá la tierra en un día? ¿Nacerá una nación de una vez? Pues en cuanto Sion estuvo de parto, dio a luz sus hijos.

Se puede cuestionar el contenido de la Biblia, más en lo tocante a Israel, es imposible negar su existencia y sus antecedentes. Allí está en el Medio Oriente, deslumbrante, un testigo fiel de la intervención Divina en el acontecer de los pueblos.

Al hacer referencia a Israel es para advertir que el destino de Venezuela, y la salida de la crisis que se vive, se decide más allá de lo que dispongan las superpotencias, porque ellas mismas, su auge y caída, está sujeto a la Suprema Voluntad de Dios.

Por lo tanto, el día en que Venezuela comienza el proceso de salida de la crisis, de su recuperación y reconciliación, está determinado por Dios.

Para acelerar aquel momento, el pueblo de Dios es un elemento determinante. Es que la Escrituras revela que Dios escucha el clamor de su pueblo y puede aún cambiar cierta adversidad, o alguna desicion fatal, a pedido de sus hijos.

Ana, aquella atribulada mujer esteril, clamó al Padre y como respuesta le fue concedido concebir un hijo; a Samuel, un prominente hombre de Israel, 1 Samuel 1:10-11.

Así mismo Ninive, la ciudad que al arrepentirse cambió su destino, Jonás 3:5-10.

Cuando Israel levanta un becerro de oro en el desierto, desafiando a Dios, éste decide consumirlos por su pecado; más Moisés ora pidiendo clemencia y Dios cambia su sentencia, Éxodo 32:7-14.

Abundan otros casos similares en los que Dios, respondiéndo al clamor de sus hijos, cambia las adverdidades. Esto incluso inspira al salmista para escribir: “Has cambiado mi lamento en baile” Salmos 30:11.

Consecuente con esta actitud, el mismo Dios refiere en Jeremías 33:3:

Clama a mi, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tu no conoces.

Por lo tanto, en consideración a lo revelado en la Sagrada Escritura, el pueblo de Dios debe declarar el día 10 de enero como Dia de CLAMOR POR VENEZUELA.

Un día de clamor, confesión y arrepentimiento, para propiciar la reconciliación y restauración de la nación venezolana.

Dios bendiga a Venezuela.

Fuente:

Biblia: RVR60 tomada de http://www.biblegateway.com

Notas personales

Imagen: Google

EL GIRO DE BRASIL A LA DERECHA, CONSECUENCIAS PARA AMÉRICA

El giro que ha dado la política brasileña con Jair Bolsonaro en la presidencia del gigante país suramericano ha sido tildado como hacia la extrema derecha, y generado grandes expectativas en el mundo.

¿Qué significa la derecha? Se identifica a la derecha política como la corriente que dentro del espectro político defiende la conservación de los valores éticos y el orden social tradicional, propugna la democracia, también se le asocia a la defensa de la propiedad privada, y de las libertades individuales.

A la izquierda se colocan quienes luchan por la igualdad y justicia social y pretenden un cambio de la estructura social, algunos por la vía democrática, otros por medio de una revolución.

En acuerdo a estas premisas políticas, unos son conservadores, la derecha; otros progresistas, la izquierda.

En este análisis sencillo de las grandes tendencias políticas que luchan por ocupar espacios en el mundo, destaca el hecho de que ambas corrientes pretenden propiciar, por vías opuestas, un anhelo del hombre, fundamental: calidad de vida, progreso, desarrollo, libertad, justicia social. Todo resumifo en una palabra: felicidad.

Ahora bien, considerando la situación actual del mundo, podemos afirmar que los propulsores de dichas corrientes antagónicas han fracasado estrepitosamente en la implementación de sus modelos, y al respecto Venezuela es un doloroso paradigma.

En este maravilloso país, con un potencial incalculable de recursos humanos y naturales ha retrocedido en su desarrollo al punto de ser el país más pobre de las tres Américas. A pesar de los esfuerzos de la derecha y de la izquierda en promover su desarrollo.

En Venezuela se evidencia el fracaso de la derecha, y la ultraderecha por un lado; y de la izquierda y ultraizquierda por el otro; representados en los partidos socialdemócratas, socialcristianos, y de la izquierda marxista.

Este oscuro panorama revela otra realidad, y es que el cristianismo no ha impactado con la fuerza transformadora de su fe a la sociedad venezolana. De haberlo hecho, otra sería la realidad.

Esto tiene que ser motivo de reflexion a los lideres católicos, como a los evangélicos. Y son muchos los temas a reflexionar de manera objetiva, sincera, desapasionada.

La Biblia contiene un mensaje renovador, transformador, capaz de generar cambios profundos en la sociedad; así mismo demanda en sus páginas justicia social, igualdad, respeto a la condición humana; e incluso establece las pautas para la prosperidad de los pueblos.

Este aciago tiempo que vive Venezuela, sumida en tan descomunal crisis humanitaria, es un reto y una oportunidad, para que los cristianos asuman el rol histórico que las circunstancias demandan.

No se trata de adoptar posiciones contra la izquierda, ni de rechazar a la derecha; el reto es asumir el poderoso mensaje contenido en la Sagrada Escritura, internalizarlo, vivirlo intensamente; y con mente renovada promover la transformación del hombre.

Sin embargo, y aunque se ha repetido insistentemente, primero necesitamos renovarnos nosotros, los cristianos.

La historia relate la realidad de que pequeños remanentes de personas inspiradas en la Palabra de Dios han generado cambios profundos en los pueblos.

Es que la renovación de una persona es evidente, y se contagia. El Nuevo Testamento relata cómo un pequeño grupo de personas iniciaron un proceso de renovación que alcanzó gran parte del imperio romano.

También Pablo es un ejemplo de lo que aca afirmamos, un encuentro personal con Jesucristo cambió su vida, y ese cambio influyó en infinidad de personas. Quien estuvo en las cercanías de Pablo recibió el poderoso mensaje del Evangelio de Jesucristo, lea la carta a Filemon.

En la salida de la crisis venezolana, los cristianos necesitan entender, aceptar, asimilar, que la misma es posible adoptando la recomendación bíblica:

Si yo cerrare los cielos para que no haya lluvia, y si mandare a la langosta quesonsuma la tierra, o si enviare pestilencia a mi pueblo; si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra. 2 Crónicas 7:13-14.

Esta cita ampliamente conocida, memorizada, e insistentemente repetida, contiene un mensaje esperanzador, que Dios puede revertir la crisis venezolana, y quiere; con el requisito previo de “convertirse de los malos caminos”, “buscar su rostro”, “orar”; parece tan sencillo, y lo es. Ese acto humilde, sincero, sentido, nacido en el corazón del pueblo venezolano que cree en Dios, es una alternativa de solución.

En conclusión, no es girar a la derecha, o a la izquierda para resolver la crisis venezolana y del mundo. Las ideologías no han sido eficaces para resolver la crisis del hombre.

Entonces es el momento de buscar a Dios, no como solución mágica, sino confiados en su Palabra, y poniéndola en práctica promover los cambios personales, del prójimo, del entorno.

Ahora, poner en práctica la Palabra no significa asistir los domingos a misa, o al culto, rezar el Padre Nuestro, y leer la Biblia, simplemente; se trata de poner en ejercicio cotidiano sus enseñanzas, tales como: amor al trabajo, responsabilidad, humildad, integridad, respeto a los derechos humanos, justicia social, libertad, respeto a la propiedad privada, valores que son comunes en los países desarrollados, del primer mundo, que sin ser cristianos, como Korea del Sur y Japón, están a la vanguardia en lo que a prosperidad se refiere.

Cuanto más si se es cristiano y se practican aquellos valores, cuyo fundamento es la Biblia, la Palabra de Dios.

La Biblia tiene un sencillo pero desafiante mensaje: “Bienaventurada la nación cuyo Dios es Jehová.” Salmos 33:12.

Dios bendiga a los venezolanos.

Fuente:

Biblia: Versión RVR60, tomada de http://www.biblegateway. com

Onceptos: Wikipedia

Notas personales

Imágenes: Google

FELIZ NUEVO COMIENZO

A la media noche de este día 31 de diciembre recibiremos un nuevo año, el 2019.

Significa esto que la tierra ha completado un giro de 365 grados alrededor del Sol, contados a partir de la media noche del 31 de diciembre del 2017, momento exacto en el que se inicia el año 2018 que finaliza hoy.

Esta circunstancia del movimiento de traslación de la Tierra alrededor del Sol, permite establecer que cada día puede considerarse fin de un ciclo de 365 días, y el comienzo de otro.

Por ese motivo cumplimos años de nacidos, aniversario de Bodas, años de fundación; con lo cual significamos las veces que la tierra ha girado en torno al Sol a partir de la fecha que se conmemora.

Cumplir 40 años, significa simplemente que la Tierra ha girado 40 veces alrededor del astro rey.

De modo que un año nuevo significa la repetición del fenómeno astronómico denominado traslación de la Tierra.

Ese movimiento de traslación tiene dos momentos culminantes y opuestos, son perihelio y afelio.

El perihelio es el punto en que la Tierra se encuentra más cercanana al Sol, que en el año 2019 sucederá el 3 de enero; ese día la Tierra se mueve en su menor velocidad, y gracias al tirón gravitatorio del Sol girará para rodearle nuevamente.

El punto opuesto es el afelio, momento en que el Planeta se encuentra más alejado de nuestra estrella, en 2019 sucederá el 5 de julio, entonces la Tierra irá a su mayor velocidad en su movimiento de escape, más la inmensa atracción del Sol la hará virar para mantenerla confinada en su órbita.

Por lo tanto, desde un punto de vista objetivo, los días para dar inicio a un año calendario deberían ser los correspondientes al perihelio o al afelio, momentos que delimitan puntos medidos astronomicamente.

Por lo tanto un año no es más que la revolución de la Tierra alrededor del Sol durante 365 días, y tiene implicaciones en lo que se refiere a las estaciones, determinadas por los equinoccios y los solsticios, fenómenos astronómicos, solamente.

¿Por qué celebramos el 1 de enero el día de año nuevo? La elección de ese día no es conforme a las medidas del cosmos, de los fenómenos astronómicos, sino considerando festividades religiosas ancestrales.
Los romanos dedicaron el día 1 de enero de su calendario a Jano, el dios “de las entradas, y de los comienzos”. El mes de enero recibió nombre en honor a Jano, deidad que tenía dos caras, una que miraba adelante y una que miraba atrás.

En 1582 el papá Gregorio XIII instaura el calendario gregoriano, teniendo el 1 de enero como comienzo de dicho calendario, por lo tanto día de Año Nuevo.

Como se aprecia muchas de las celebraciones cristianas están asociadas a festividades de los romanos, ¿A qué se debe esa realidad?

Hay dos motivos:

El primero es la intención de la Iglesia Católica de cristianizar a los romanos, usando sus conmemoraciones religiosas como una estrategia para facilitar su conversión.

Por eso el 25 de diciembre, día en que los romanos celebraban el nacimiento del dios sol, se elige como día del nacimiento de Jesucristo, nuestra Navidad. Entre otras celebraciones.

Otro motivo lo constituye la intención de contrarrestar la influencia del judaismo, en el cristianismo temprano, en especial lo relacionado con las festividades judías.

Por eso se establece una fecha distinta a la Pascua bíblica, para hacer coincidir el día la resurrección siempre un domingo.

Por tal motivo el domingo se denomina “día del Señor”, no primer día de la semana, o día de resurrección. El día del señor de los romanos era el día de la semana dedicado al dios sol, tanto como el lunes, a la Luna; el martes al planeta Martes; el miércoles a Mercurio; el jueves a Júpiter.

Así, mezclando festividades paganas con sucesos bíblicos y acontecimientos cotidianos, se estructura el calendario que marca la pauta en occidente.

No creemos en el Dios Juno, ni rendimos culto al Sol, ni a otros cuerpos celestes; sin embargo sus conmemoraciones marcan las nuestras.

¿Que podemos hacer al respecto? Hacer valer nuestras convicciones por sobre la tradiccionesll ancestrales, y estar conscientes de que nuestra devoción la marca la Palabra, esta claramente nos enseña:

“De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron, he aquí todas son hechas nuevas.” 2 Corintios 5:17.

En virtud de lo cual cada día, cada momento de tu existencia, es una nueva y maravillosa oportunidad para ‘soñar, crear, vivir; no tienes que esperar un nuevo año para decidir, emprender, aspirar.

El sabio escribió: “Todo tiene su tiempo, y todo lo que se hace debajo del Sol tiene su hora…” Así que cada día es un buen tiempo para realizarte haciendo el mejor esfuerzo para lograr tus metas.

Por lo tanto cada día también puede significar el comienzo de otro lapso para cumplir tus sueños, de 365 días, o los que tu decidas.

Feliz 2019, o, feliz nuevo comienzo. Tu decides.

Fuente:

Biblia: RVR60, tomada de http://www.biblegateway.com

Notas personales

EL DESAFÍO DE LA DIASPORA VENEZOLANA, Y DE QUIENES SE QUEDARON

La grave crisis por la que atraviesa Venezuela ha generado en los últimos años una situación inédita en su historia. Es el masivo éxodo de venezolanos hacia distintos destinos, que ha originado una diáspora la cual alcanza proporciones significativas.

Ver las imágenes de origen

Aunque manejamos cifras no oficiales, esa diáspora representa no menos de un 20% de la población, y tiene importantes efectos tanto a lo interno como a lo externo.

También sabemos que de aquel porcentaje, la mayor proporción de migrantes está conformada por personas en edad productiva, es decir entre los 25 y 50 años, lo cual representa una vital fuerza de trabajo-

A esa realidad se añade el hecho de que esa población migrante está conformada por profesionales, empresarios, y trabajadores calificados con experiencia en su campo de especialización.

Ese contingente de venezolanos se inserta en sus áreas de competencia, ofreciendo al mundo un capital intelectual de calidad y excelencia.

Expertos petroleros, empresarios, médicos, docentes en todos los niveles educativos, técnicos en diversas especialidades, estudiantes; toda una gama de saberes dispersa por el mundo ofreciendo lo mejor de sí, para beneficio de los pueblos que les acogen en su seno.  

Es cierto que dejan un vacío en el corazón nuestro, y en su puesto de trabajo; sin embargo el saber que nuestros seres queridos son un valioso legado a la humanidad, que están experimentando nuevas realidades y logrando sus sueños, es un bálsamo al alma.

Quienes quedan en el suelo patrio han asumido con determinación el espacio dejado por quienes partieron, también tienen una responsabilidad histórica con el País.

Ver las imágenes de origen

Unos desde el exterior, otros internamente, juntos anhelando la Venezuela que se quiere. Un País para vivir, para crear, para disfrutar, para amar, para soñar, para emprender.

Hoy no podemos entender el porqué de las cosas que suceden en Venezuela, ya nos será revelado; como ha ocurrido en otros pueblos de la tierra. Israel, uno de ellos.

Hace más de dos mil quinientos años, una familia forzada por las circunstancias abandona su país, y es transportada a lejanas tierras, donde comienza a reconstruir su vida; allá les nace un hijo quien se convierte en un poderoso instrumento para beneficio a la nación donde reside, como a la de su origen.

Se trata de Nehemías, un prominente israelita, nacido en la cautividad, quien se convierte en un prominente miembro de la corte de Artajerjes, rey de Persia; desde donde ofrece un invalorable apoyo a la reconstrucción de los muros de Jerusalén, y a la reorganización civil y espiritual del pueblo, tal y como se lee en las páginas de su libro.

Pero Nehemías no es una excepción, también se registra la oportuna intervención de José en Egipto, Daniel en Babilonia, y la reina Ester en Persia; entre otros cuyas intervenciones influyeron para cambiar el mundo. Ahora, sabemos que todo ocurre como parte del plan de Dios para bendecir a las naciones de la tierra, salvaguardar a Israel, y cumplir sus propósitos.

Aunque no podemos comparar a Venezuela con Israel, por razones evidentes, si es válido afirmar que esto que ocurre en nuestro País es permitido en el marco de la soberanía Divina.

El apóstol Pablo afirma, por Dios inspirado: “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien…” Romanos 8:28.

Cuando José estaba en el fondo de la cisterna, Génesis 37:24, el, ni sus hermanos podían suponer que de aquel foso, de aquella azarosa e incomprensible circunstancia, ascendería hasta el palacio del Faraón, y desde allí gobernar al imperio egipcio.

A la reina Ester, un aciago día, se le transmitió este poderoso mensaje: ¿Y quién sabe si para esta hora has llegado al reino? Ester 4:14.

Muchos venezolanos al emigrar se fueron con su bandera tricolor, sus cuatros, sus añoranzas, sus conocimientos, y su fe, su devoción, su confianza en Jesucristo, una fe que cambia, y ese es otro aporte de Venezuela para el mundo.

Podríamos parafrasear, para los hermanos venezolanos en lejanas tierras, en momentos de soledad, incertidumbre y dolor: ¿Y quién sabe si para esta hora has llegado al lugar donde te encuentras?

Bendice con tu trabajo creador al país que te recibe en su seno, y manten vivo tu amor, tu esperanza, tu esfuerzo por el País en el que naciste, que espera lo mejor para ti.

Esta adversa circunstancia que vivimos llegará a su fin, entre tanto no olvidemos: “Estando persuadido de este, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo” Filipenses 1:6.

Un día Dios cumplirá sus propósitos entre nosotros, y “Seremos como los que sueñan.

Entonces nuestra boca se llenará de risa, Y nuestra lengua de alabanza; Entonces dirán entre las naciones: Grandes cosas ha hecho Jehová con éstos. Grandes cosas ha hecho Jehová con nosotros; Estaremos alegres. Salmos 123:1-3.

Sabemos que este cántico se refiere a Israel, pero como en Venezuela hay mucho pueblo de Dios, también lo entonamos.

Dios bendiga a Venezuela, y a los venezolanos dondequiera que estén.

Fuente:

Biblia: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.com

Notas personales

Imágenes: Google

EL ESPÍRITU DE LA NAVIDAD

En muchos lugares del mundo se hacen preparativos para celebrar dos festividades características del mes de diciembre.

La primera es el día 21, en el que se recibe el espíritu de la navidad; el otro es el día 25, Navidad, en el que se conmemora el nacimiento de Jesucristo.

Ver las imágenes de origen

Ambas le dan a diciembre un carácter particularmente festivo, por lo que se percibe un ambiente diferente a lo usual durante el resto del año. Luces, colores, aromas, sabores se entremezclan inspirando regocijo, esperanza, armonía, paz.

El árbol de navidad rodeado de regalos, y adornado de luces multicolores es el emblema de la celebración.

Para el 21 de diciembre, día en que se recibe el espíritu de la navidad, se aprovechar para limpiar el hogar y prepararlo para la celebración; usan inciensos de pino y mandarina para atraer las buenas energías, la prosperidad.

Es habitual preparar una cena para los invitados, la idea es compartir una velada de alegría y unión pero sobre todo de agradecimiento por lo que recibido durante el año y de apertura para estar listo a lo que te traerá el próximo. El perdón, la tolerancia y la paz deben habitar tu corazón y tu espíritu este día y todo el año.

El 25 de diciembre se celebra la Navidad; en muchos países la festividad es el 24 por la noche, momento en que se comparte en familia, se disfruta una cena, y se reciben los tradicionales regalos.

Como puedes observar, dichas celebraciones, aun cuando se les ha dado un matiz religioso de trasfondo cristiano, poco se asocia a la esencia de la Navidad, tal y como se revela en la Biblia, y en su origen nada tienen que ver con la devoción cristiana.

La elección de aquellos días para recibir el espíritu de la navidad, y conmemorar la natividad de Jesucristo se relaciona más con fenómenos astronómicos, y festividades de religiones ancestrales, que con lo narrado en la Sagrada Escritura.

El Espíritu de la Navidad, al igual que ocurre con la Navidad, tiene sus orígenes en una antigua tradición celta que celebraba la llegada del invierno, actualmente llamamos a esto Solsticio de Invierno, es decir, el sol estático, y que tiene lugar cada 21 de diciembre en el Hemisferio Norte.

Actualmente se cree que el espíritu de la navidad es una supuesta energía cósmica que nos llega desde el centro de nuestra Galaxia, la Vía Láctea; que trae paz, armonía, prosperidad a la humanidad.

Como hemos indicado antes, dichas celebraciones decembrinas poseen un débil sustento bíblico, más bien se trata de un sincretismo, una creencia asimilada de otras religiones, a la cual se le da un matiz cristiano; por esa vía se distorsionan las grandes doctrinas bíblicas referida a la encarnación y obra redentora de Jesucristo.

No estamos quitando el valor a las celebraciones cristianas, cuando realmente se practican con el fervor y la devoción propia de las mismas.

¿Cuáles son los valores característicos de la fe cristiana? Se simbolizan en un pesebre, la eucaristía o Cena del Señor, en una cruz, y una tumba vacía; aquellos son emblemas, memoriales, de una realidad que necesita palpitar en el corazón de los cristianos: humildad, reverencia, abnegación, sumisión, obediencia, sacrificio, amor.

Algo que necesita entender el cristiano es que sin sacrificio no hay navidad; el pesebre tiene sentido cuando se valora en relación a la muerte y resurrección de Jesucristo; de otro modo es un simple objeto para dar abrigo y alimento a un animal, o una pieza de decoración decembrina.

El espíritu de la Navidad no es una supuesta energía cósmica que recibes durante el solsticio de invierno un 21 de diciembre; como tampoco la Navidad es ese jolgorio que propiciamos un 24 de diciembre por la noche.

Para comprender el valor, el verdadero significado de la Navidad, y el por qué la Biblia destaca la importancia del pesebre, tienes que leer Filipenses 2:5-8:

5 Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, 6 el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, 7 sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; 8 y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.

Efesios 2:5-8.

Observa las expresiones destacadas del texto: “se despojó a sí mismo”, “se humilló a sí mismo”, “obediente hasta la muerte”, “muerte de cruz”. Desprendimiento, humildad, obediencia, sacrificio, todo eso simbolizado en un pesebre.

¿Quieres celebrar el espíritu de la Navidad? Despójate de todo aquello que impida se vea el natural y auténtico ser humano que eres, Efesios 4:21-24; se humilde, Mateo 11:29; obedece, Juan 15:14; sacrifícate, Colosenses 2:5-9.

Así disfrutarás una feliz navidad y un próspero año nuevo.

Fuente:

Biblia: Versión RVR60, tomada de http://www.biblegateway.com

Datos: Wikipedia

Notas personales

Imagen: Google

CLAMOR POR YAKARY

Yakary es una joven que lucha por alcanzar una meta de máxima prioridad, recuperar un bien sumamente precioso: la salud.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 25600200_15125121760_r.jpg
Yakary Nahar Valero

Ella combate contra un oponente dentro de sí,implacable, insistente, fuerte; más no se doblega, no baja la guardia; aunque aquel enemigo lleva cierta ventaja, Yakary no pierde la fe, y sobre todo la esperanza en un milagro.

Te invito a solidarizarte con Yakary, unirte a los cientos de personas que diariamente claman por ella, a enviarle una nota de consuelo, y a mostrar tu solidaridad con ella.

Queremos interceder por ella ante el Padre Celestial, por lo cual convocamos a un CLAMOR POR YACARY, por su sanidad total, el próximo Jueves 13 de diciembre, entre 7:00 y 9:00 de la noche, hora de cada ciudad. (Diferencia horaria Caracas – Madrid +5 horas)

Por quien vamos a interceder.

Yakari tiene 27 años, es venezolana, a los 23 años fue diagnosticada con tumor desmoides, una enfermedad rara y por lo tanto sin muchas opciones, ni tratamientos, desde ese día su vida cambia, recién se había graduado de abogado y cursaba estudios de medicina, pero debido a los tratamientos y a los fuertes dolores que presentaba tuvo que detener sus estudios.

Ha sido operado 4 veces, en la última le retiraron la mama, el pectoral mayor y menor, 3 costillas y los ganglios (ladoderecho) luego comenzó a recibir radioterapia.

Hoy reside en España, tiene 6 tumores y escasos recursos  económicos para seguir el tratamiento. La acompaña su mamá María Valero de Nahar, médico, quien dejó el ejercicio en Venezuela para acompañar a su hija.

Su padre Romel Nahar, médico internista, miembro del equipo pastoral de la Primera Iglesia Bautista de Valencia, también ora y espera la intervención Divina.

La Oración de Fe.

La Biblia está colmada de enseñanzas sobre el poder de la oración, fue el recurso de Ana para concebir un hijo, 1 Samuel 1:10; actuó en la sanidad del rey Ezequías, 2 Reyes 20:2-3; es la estrategia deNehemías para hablar con el rey Artajerjes, Nehemías 2:4.

Es Santiago quien declara el poder de la oración de fe, 5:14-16, y reitera: “La oración eficaz del justo puede mucho.”

Con base en esta enseñanza; además, considerando el desafío Divino, contenido en Jeremías 33:3: “Clama a mí, y yo te responderé”; y asumiendo como cierta la promesa de Jesucristo en Mateo 7:7: “Pedid, y se os dará; buscad, y hallareis; llamad, y se os abrirá.”

Convencidos de la veracidad de las palabras de Cristo: Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos. 20 Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre,allí estoy yo en medio de ellos. Mateo 18:19-20.

Asumiendo lo dicho por Jesús: “Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.” Juan 14:13.

Convocamos al pueblo de Dios a clamar por la sanidad de Yakary Nahar; que se glorifique en su ovejita propiciando el milagro de sanidad a través de la forma elegida en su Divina Voluntad.

Que provea los recursos necesarios para su tratamiento y estadía en España, y,

Que fortalezca a la familia Nahar Valero.

Al que cree todo le es posible, Marcos 9:23.

Fuente:

Biblia: RVR60, tomada de www.biblegateway.com

Notas personales.

Si desea información adicional, o saber cómo apoyar a Yakary, escribe a: unavozenelcamino7@gmail.com

INTERPRETACIONES BÍBLICAS ERRADAS QUE SE DIFUNDEN COMO CIERTAS

Con frecuencia oímos afirmaciones sobre hechos narrados en la Sagrada Escritura, o doctrinas bíblicas, que se difunden y repiten como si fuesen veraces; sin embargo al revisar el texto que los contiene, se descubre que son inciertos, erradamente interpretados.

Algunas muy elementales, como cuando un niño afirma que Jonás estuvo en el vientre de una ballena, y la Escritura afirma que fue en el de un gran pez, Jonás 1:17.

Ver las imágenes de origen

O, cuando se narra a los niños la historia de David y Goliat, y se afirma que David mata al gigante con una piedra lanzada con su honda; pero la Biblia establece que David lo derriba con la piedra; y es con la espada del mismo Goliat, con la que le da muerte, 1 Reyes 17:49-51.

Vamos a reseñar algunas de esas interpretaciones carentes de veracidad, predicadas hasta en púlpitos, que la Biblia corrige.

En este escrito, parafraseando las palabras de Jesús, afirmamos: Oísteis que fue dicho, pero la Biblia dice.

Moisés Era Tartamudo. Esta afirmación deriva de interpretar erradamente las palabras del Patriarca Hebreo cuando Dios le llama en el desierto, justificando su negativa de ir a liberar al pueblo de Israel del yugo egipcio, Éxodo 3:10, el texto en cuestión es: Éxodo 4:10:

“Entonces dijo Moisés a Jehová: ¡Ay, Señor! Nunca he sido hombre de fácil palabra, ni antes, ni después que tú hablas a tu siervo; porque soy tardo en el habla y torpe de lengua.”

Trata de explicar que no es experto en oratoria,  que habla poco, es tosco; los años en el desierto como pastor de ovejas marcaron su lenguaje.

También el contexto desmiente su tartamudez; según Esteban: “Fue enseñado Moisés en toda la sabiduría de los egipcios; y era poderoso en palabras y obras”, Hechos 7:22.  

La Iglesia es la Esposa del Cordero. Con frecuencia se oye esta afirmación, o que la Iglesia es la Novia del Cordero; se usa como argumento Efesios 5:22-28, más en ese texto se afirma que la Iglesia es el Cuerpo de Cristo, 5:23.

En la Biblia, Israel es la esposa de Jehová, Jeremías 3:14; algo que reitera Jesús, Marcos 2:19-20; y la Iglesia es el cuerpo de Cristo, Colosenses 1:18.

En Apocalipsis 19:9 se habla de unas bodas del Cordero, las que algunos predicadores proclaman como la unión de Jesucristo con la Iglesia, sin embargo el texto no describe una boda, sino destaca lo bienaventurados que son los invitados a la cena de las bodas del Cordero, sin especificar con quien se une el Cordero.

Ver las imágenes de origen

Apocalipsis 21:9-10 revela quien es la esposa del Cordero, ¿Quién es? Es la Nueva Jerusalén. Ahora bien si la Biblia afirma que Israel es la esposa de Jehová, y que la Iglesia es el cuerpo de Cristo, ¿Cómo interpretar que la Nueva Jerusalén es la esposa del Cordero? ¿Qué sucede con Israel y con la Iglesia?

Revisemos quién es la Nueva Jerusalén.  Lee Apocalipsis 21:12-14; describe el muro de la Nueva Jerusalén, conformado de doce puertas con los nombres de los hijos de Israel; y de doce cimientos con los nombres de los apóstoles; por lo tanto la Esposa del Cordero es el pueblo de Dios, constituido de los hijos de Israel, y los creyentes en Jesucristo. Esta idea la anticipa Pablo en Romanos 11:17-18.

Jesús murió un día viernes. Esta es otra interpretación errada. Aun cuando la Biblia no dice explícitamente el día exacto de la crucifixión de Jesús, se puede determinar por el contexto.

Los evangelios establecen el día en que Jesús resucita: el primer día de la semana, Mateo 28:1-6; Marcos 16:1-16; Lucas24:1-6; y, Juan 20:1-9. A partir de este dato se puede determinar el día de la muerte de Jesús.

Ver las imágenes de origen

Jesús dijo que estaría tres días y tres noches en el sepulcro, Mateo 12:40, y que resucitaría al tercer día, Mateo 16:21; 17:23.

Con estos datos podemos establecer el día de la muerte de Jesús; si resucita el primer día de la semana, debe permanecer tres días en el sepulcro, y resucitar el tercero; contemos los días en forma regresiva, a partir del primer día.

En el Nuevo Testamento, el primer día de la semanaes el posterior al día séptimo, el de reposo, o sábado, Mateo 28:1. El actual domingo.

Del primer día al séptimo, el sábado, un día; de sábado a viernes, dos días; de viernes a jueves, tres días. Por lo tanto, Jesús muere un día jueves, a las tres de la tarde, Marcos 15:34. Hora novena, actual tres de la tarde.

Hay otra forma de calcular el día de la muerte de Jesús, es a partir de la celebración de la Pascua, evento que anticipaba y escenificaba  la muerte del Cordero de Dios. Veamos. Según la ley, el procedimiento es como sigue:

  • Selección del cordero pascual, día 10 del mes, Éxodo 12:3.
  • Muerte del cordero, día 14 del mes, Éxodo 12:6.

Procedimiento cumplido en Jesús.

  • Selección como Cordero, día 10, primer día de la semana, Mateo 21:1-11. Entrada triunfal.
  • Muerte del cordero, día 14, un jueves.
  • Resurrección, día 17, primer día de la semana.

Estos acontecimientos fueron establecidos en el Plan de Dios para la redención del hombre, por lo tanto no es una casualidad que aquel año de la muerte de Cristo, la selección del cordero pascual, el día 10, fuese primer día de la semana; solo así podría resucitar el siguiente primer día de la semana.

El Domingo es el Día del Señor, o el primer día de la semana es el día del Señor. Este es otro error muy común.

En la Biblia no existe la palabra domingo. Esta expresión proviene del latín “dies Dominicus” (día del Señor). En la antigua Roma se llamaba a este día “dies solis” (día del sol).

En la Biblia aparece la expresión “primer día de la semana” en seis textos, relacionados al día de la resurrección de Jesucristo, Mateo 28:1; Marcos 16:2, 9: Lucas 24:1; Juan 20:1,19; y en dos textos referidos al día en que los discípulos y la iglesia se reunían, Hechos 20:7; 1 Corintios 16:2,

En tales citas, primer día de la semana se escribe en griego: μίαν σαββάτων, mían sabbaton; o también: μιᾷ τῶν σαββάτων, mia ton sabbaton.

Referente a la expresión “día del Señor” aparece en siete textos: Hechos 2:20; 1 Corintios 5:5; 2 Corintios 1:14; 1 Tesalonicenses 5:2; 2 Tesalonicenses 2:2; 2 Pedro 3:10; Apocalipsis 1:10.

En dichos textos la expresión “día del Señor” se escribeen griego: ἡμέραν Κυρίου, hemeran kyriou; o, ἡμέρᾳ τοῦ Κυρίου, hemera tou kyriou.

Como se observa, en los anteriores textos, la expresión “día del Señor” se refiere al día de la Segunda Venida de Jesucristo, no al día de su resurrección, que es “el primer día de la semana”

Algunos, tomando las citas de Marcos 2:28 y de Lucas 6:5, establecen que el día del Señor es el sábado, pues Jesús dijo ser “Señor del día de reposo”; pero en estos textos lo que Jesús afirma es que Él es superior, está por encima del día de reposo.

¿Por qué se afirma actualmente que el domingo es el día del Señor?

Porque en la antigua Roma se conmemoraba el día del Sol el primer día de la semana. El 7 de marzo del año 321, Constantino I el Grande decreta que ese día del Sol, denominado ahora domingo sería observado como el día de reposo civil obligatorio. Como se dijo antes, domingo proviene de “dies Dominicus” (día del Señor).

La actual tradición declara que el domingo es el día del Señor; pero no olvides que en la Biblia, el día del Señor es el esperado momento de la Segunda Venida de Jesucristo.

Juan recibe la revelación del Apocalipsis un domingo.Esto se afirma a partir de Apocalipsis 1:10, texto en el que Juan escribe: “Yo estaba en el espíritu en  el día del Señor  …” Al revisar una versión del Nuevo Testamento en griego, se observa que la expresión traducida como “día del Señor”, es: κυριακῇ ἡμέρᾳ, kyriake hemera (del Señor día), o, día del Señor.

Como se afirma antes, la expresión “domingo” no existía en tiempos del Nuevo Testamento; para referirse al día de la resurrección de Jesucristo, siempre se usa “primer día de la semana”.

Si Juan hubiese recibido la revelación un domingo, habría escrito: “Yo estaba en el espíritu en el primer día de la semana…” Juan escribe su libro en griego, de modo que no iba a cometer un error tan elemental,  al escribir el día en que recibe la revelación; por lo tanto, el apóstol recibe la revelación “el día del Señor”, es decir: el día de la segunda venida de Jesucristo.

Desde Apocalipsis 4:1 se evidencia esta realidad, Juan es trasladado en el espíritu al momento de la Venida de Jesucristo.

Israe les el pueblo de Dios, refiriéndose al pueblo asentado en el actual territorio de Israel, en el Medio Oriente.

Ver las imágenes de origen

En la Biblia, la expresión pueblo de Dios posee varios significados.

Pueblo de Dios es:

  • La humanidad, el hombre en general, Salmos 24:1: De Jehová es la tierra y su plenitud, el mundo, y los que en él habitan.
  • Los hijos de Israel, las doce tribus, Éxodo 5:1; 6:7; 7:16.
  • Los cristianos en general, 1 Pedro 2:9.

Israel en la Biblia se refiere a:

Las doce tribus que convivieron desde la salida de Egipto, Éxodo 1:7, hasta el Reinado de Salomón, 1 Reyes 11:42.

Luego de la muerte de Salomón el reino se divide en: Reino de Israel, o Reino del Norte, 10 tribus, 1 Reyes 12:20; y, reino de Judá, Reinodel Sur, tribus de Judá y de Benjamín, 1 Reyes 12:21.

El reino de Israel, o del Norte, subsiste hasta la caída de Samaria por los Asirios, y el pueblo es disperso hasta hoy, 2 Reyes 17:1-6.

El reino de Judá, o del Sur, persiste hasta la caída de Jerusalén en manos de Nabucodonosor, y el pueblo es exiliado en Babilonia, 2 Reyes 25:8-11; posteriormente, durante el reinado Persa, Ciro ordena la repatriación de los exiliados, Esdras 1:1-4.

Los exiliados retornan al territorio de Judá, reconstruyen el templo, y a Jerusalén, libros de Esdras y Nehemías, y subsisten como pueblo Judío hasta el año 70 después de Cristo, cuando de nuevo Jerusalén es destruida, y el templo, esta vez por los Romanos; el pueblo es disperso, y se les prohíbe retornar a su territorio.

Al territorio de Israel los romanos le cambian de nombre, le denominan Palestina.

En 1947, las Naciones Unidas aprobaron la partición de Palestina en dos Estados, uno judío y uno árabe. El 14 de mayo de 1948, el Estado de Israel declaró su independencia.

El actual Estado de Israel no está conformado por el pueblo de Israel, o del Reino del Norte; sino de los descendientes del reinodel Sur, o de Judá. Por lo tanto, la designación de Estado de Israel es incorrecta, su nombre debería ser Estado Judío; pues el pueblo de Israel aún permanece disperso entre las naciones de la tierra.

Muchas de las profecías relacionadas con Israel se refieren a las diez tribus dispersas, o pueblo de Israel.  E Israel, las diez tribus dispersas, será restaurado, Ezequiel 11:14-25.

Un día ambos pueblos, Israel y Judá, serán unificados, Ezequiel 37:15-16.

De todas formas, los ciudadanos del Estado de Israel, descendientes de Judá y Benjamín, son pueblo de Dios, una parte de Israel, como las demás 10 tribus dispersas por el mundo.

Al fin de los tiempos habrá un Juicio Final. Esta es otra creencia que se difunde ampliamente, más la lectura de la Escritura aclara esta creencia.

Ver las imágenes de origen

Apocalipsis 20:11-15 es el texto que describe el juicio ante el Gran Trono blanco, la lectura del mismo permite determinar lo siguiente:

Lo que describe el texto es la etapa final de un juicio, la de sentencia, y ejecución de la sentencia. En esta etapa el juez dicta sentencia a partir del libro de la vida, quien no esté inscrito en él, 20:15,es lanzado al lago de fuego; evidentemente los que aparecen en tal libro tienen otro destino.

Es lo que enseña Jesucristo en Mateo 25:31-33. Los de la derecha, heredan el reino; los de la izquierda, son lanzados al lago de fuego.

En Mateo 25:34-46, se describe las obras características de cada grupo de personas.

Si ésta es la etapa de sentencia, y aplicación de lasentencia, ¿Cuándo tiene lugar el juicio? El juicio y condena es en vida, Juan3:18: “El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.”

Cuando una persona cree en Jesucristo, de inmediato se escribe su nombre en el libro de la vida.

En conclusión, al final de los tiempos no habrá un Juicio Final; lo que ocurre es el Final del Juicio.

A partir de esta errada creencia sobre el Juicio Final, surge otra falsa creencia.

En el Juicio Final los justos juzgaran al mundo. Tal afirmación se deduce de 2 Corintios 6:2: “¿O no sabéis que los santos han de juzgar al mundo? Y si el mundo ha de ser juzgado por vosotros, ¿sois indignos de juzgar cosas muy pequeñas?”

A partir de este texto, algunos interpretan que los creyentes van a formar parte del jurado en el Juicio Final. Sin embargo al leer Apocalipsis 20:11-15, observamos que allí no se menciona jurado alguno.

¿Cómo interpretar las palabras de Pablo? Según Juan 3:18,el juicio es en vida, quienes creen en Cristo, no son condenados; quienes no creen en Jesucristo, son condenados.

¿Cómo juzgan los santos al mundo? Proclamando el evangelio de Jesucristo, y confrontando a la humanidad; quienes reciben al Señor, son libres de la condenación eterna; quienes no creen, son condenados.

Por otra parte, todos los hombres serán juzgados en eltribunal de Cristo, 2 Corintios 5:10: “Porque es necesario que todos comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba lo que le corresponda, según lo bueno o malo que haya hecho mientras vivió en elcuerpo.”

Es ilógico que una persona sea jurado en un juicio donde ella misma va a comparecer para ser juzgada.

El rapto, o arrebatamiento. Aun cuando la Biblia menciona la realidad de que los creyentes serán arrebatados juntamente con los resucitados, para recibir al Señor en el aire, 1 Tesalonicenses 4:17; existen diversas posiciones sobre cuándo ocurrirá este glorioso evento.

Ver las imágenes de origen

Estas son algunas de las posiciones:

  1. Pretribulación: ocurre antes de la gran tribulación
  2. Miditribulación: ocurre a la mitad de la gran tribulación
  3. Parcial: ocurre antes, en medio, o después de la gran tribulación dependiendo de la verdadera conversión del creyente
  4. Postribulación: ocurre después de la gran tribulación

Como son cuatro posiciones distintas sobre un mismo suceso, una sola de ellas es verdadera, las restantes son erradas.

Es decir, si se escribe un libro por cada posición sobre el arrebatamiento, solo uno está en lo correcto; y de los predicadores que asuman aquellas posiciones, solo los que asumen la verdadera predicarán a sus congregaciones la versión correcta del arrebatamiento; los demás predican algo falso.

¿Qué dice la Biblia sobre el arrebatamiento? Lee 1 Tesalonicenses 4:16-17, donde se describe el evento, así:

  1. El Señor desciende del cielo, 16a,
  2. Los muertos en Cristo resucitan primero, 16b,
  3. Losque viven son arrebatados juntamente con los resucitados, 17a,
  4. Reciben al Señor en el aire, 17b,
  5. Todos están siempre con el Señor, 17c.

El arrebatamiento es la forma como Pablo se refiere a lo que Jesucristo explica en Mateo 24:29-31, así:

  1. Después de la tribulación, habrá señales en el cielo, 29,
  2. Aparece Jesucristo sobre las nubes con poder y gran gloria, 30.
  3. Los ángeles son enviados a juntar a los escogidos, 31.

Lo que Jesucristo señala como tarea de los ángeles, “juntara sus escogidos”; es lo que Pablo describe como arrebatamiento. Dicho evento claramente se dice que ocurre después de la tribulación, y posterior a su Segunda Venida.

Quien así lo predique y enseña, está en lo correcto; los que proclamen otra secuencia, enseñan una falsa creencia.

Para finalizar, hagamos mención a un último error de interpretación.

El día de pentecostés los discípulos hablaron en lenguas.

Aunque esta creencia se ha aclarada en diversas ocasiones, la traemos de nuevo a reflexión ya que es una doctrina que aún se sostiene, y es un buen ejemplo de la importancia de evitar interpretar los textos ajenos al contexto.

Revisemos el texto: Hechos 2:4: “Y fueron todos llenosdel Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.”

Leído este texto aisladamente permite afirmar que los apóstoles hablaron en lenguas, y sobre esa interpretación construir una doctrina relacionada con el don de lenguas.

Pero sabemos que la Escritura no puede ser interpretada fuera del contexto.

Para interpretar correctamente el texto, leamos el contexto inmediato, Hechos 2:1-13.

De acuerdo al contexto, ¿Qué significa otras lenguas? El versículo ocho lo aclara, son las leguas, o idiomas nativos de los oyentes. ¿Cuáles idiomas? Se mencionan en 2:9-11.

Ahora, observemos el contexto lejano, leamos 1 Corintios 13:1, Pablo menciona dos tipos de lenguas, ¿Cuáles? Las humanas, y las angélicas.

¿Cómo definimos a las lenguas humanas? Es el lenguaje usual de los humanos, son los idiomas, o lenguas de cada pueblo, como el griego, latín, árabe, hebreo, que son algunos de los idiomas mencionados en el contexto estudiado.

Por lo tanto, los discípulos el día de pentecostés hablaron en los idiomas de los oyentes, tal y como se revela en Hechos 2:4-11.

Consideradas estas falsas creencias que circulan entre los creyentes, surgen unas interrogantes: ¿Por qué circulan estas falsas creencias entre los creyentes? ¿Cuál es el origen de las mismas?

Circulan porque se leen libros que contienen aquellas falsas creencias, y como son escritos por prominentes autores, los lectores las asumen como verdaderas, y las repiten.

Por otra parte, muchos predicadores acuden a los libros para obtener ayuda en la interpretación de la Palabra, si el autor esta errado, y el predicador no contrasta con la Palabra lo dicho en los libros, se repiten los errores en los púlpitos.

Por lo tanto, hay que acudir a la Escritura, directamente, para conocer la revelación de Dios; y no asumir revelaciones de otros, que como hemos visto ´pueden ser erradas.

Con esto no estamos en contra de los libros de teología, ni pretendemos descalificar a los grandes escritores que tanto beneficio han aportado a la doctrina cristiana.

Sin embargo, a los fines de evitar la repetición de interpretaciones erradas, lo prudente es que el estudiante de la Biblia domine las reglas de la hermenéutica, y de la exegesis bíblica, de ese modo va a disfrutar estudiando la Escritura, interpretándola, y obteniendo la revelación personalmente.

Fuente:

Biblia: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.com

Datos históricos: Wikipedia

Notas personales

Imágenes: Google